como iluminar un salón

   Los salones se han convertido en una de las partes mas importante de la casa. Pasamos gran parte de nuestro tiempo libre allí.

   Hay gran variedad de ideas para poder iluminar esta parte de la casa. Aunque, principalmente la gente elige los empotrados, o ojos de buey, también existen otras alternativas.

   Empecemos por los empotrados:

   Es lo mas común, y hay que tener en cuenta diferentes cosas. Primero, es importante que en el techo haya escayola. Es lo mas cómodo. Una vez averiguado que hay escayola, es importante decidir donde queremos hacer los agujeros. Hay diferentes opciones: Centrados o en los laterales.

   Dependiendo del tipo de luz que queramos, se usará una opción u otra. Por ejemplo, los centrales, se usan, no solo para ambientar sino, también para iluminar. Muchas veces, incluso con regulación o en diferentes encendidos.

   Cuando se usan con regulación, hay que tener en cuenta, que si se va a usar LED, hay que advertir que el regulador esté preparado. Al contrario, si se va a encender en diferentes encendido,  solo hay que hacer una partición del interruptor. Elegir cuales se encienden con un interruptor y cuales se encienden con otro. Por ejemplo, en un conjunto de 6, se pueden intercalar 3 encendidas en 1 interruptor, y 3 en otro interruptor. De manera que se pueda jugar con la cantidad de luz, dependiendo del momento.

   Los empotrases laterales, suelen estar pegados a la pared, y son más para ambientar que para iluminar. También se pueden regular o partir en diferentes encendidos. Algunas personas los usan para iluminar cuadros al mismo tiempo que ambientan el salón.

   Los colores de la luz, en general, en los salones se suele recomendar colores neutros o cálidos. Hay que recordar, que los salones son zonas para relajarse, así que se debería de evitar los colores excesivamente blancos.

   Las Tiras de Led:

   Muy de moda, ultimamente. Este sistema tiene sus pros y sus contras. 

   Casi siempre se suele esconder en una escayola que está alrededor del salón. Son luces ambientales. Normalmente en luz neutra, cálida o en RGB (cambio de color). Requiere una preparación previa y se recomienda que vaya con un perfil de aluminio para que disipe el calor. Es importante, ya que es una de las causas por las que la tira puede estropearse. 

   También hay que tener en cuenta, que cuando una tira de led deja de funcionar, la sustitución es mucho mas complicada. Casi siempre hay que cambiar entera.

   Pies de Salón: 

   Los pies de salón son una alternativa práctica y económica, ya que no requiere ningún profesional para instalarlo. Normalmente lo compras, lo montas y lo enchufas.

   Sirven como luz de ambiente y como ayuda cuando no se tiene punto de luz central. Los hay de muchas maneras, pero los que más se suelen usar, son los ambientales, de lectura o centrados.

   Los ambientales, ya nos lo podemos imaginar. Suelen ser básicos que llevan una o dos bombillas. Los de lectura, suelen tener, una luz central y un bracito, con una pequeña luz, que sirve como ayuda para lectura. Y la tercera opción son los centrados. A estos muchas veces se les llama, en arco. Todos hemos podido ver este tipo de pies. Se usan sobretodo, cuando no se tiene luz central y se necesita llevar la luz hacia un punto encima de la mesa, por ejemplo.

   Sobremesas:

   Las grandes salvadoras en muchas ocasiones. Al igual que los pies de salón, no se necesita ningún electricista para instalarlas. Son una mesa, cómoda, o mueble donde ponerla, solo hace falta montarla y enchufarla. Estas luces no suelen llamar la atención, son siempre ambientales.

   Plafones:

   Siempre ha sido una buena opción, pero actualmente, teniendo en cuenta la cantidad de plafones con diferentes sistemas que existen, se ha acentuado esta opción. Ahora, con la llegada del LED, los plafones tiene la capacidad de encenderse y apagarse con un mando, también regular la intensidad y cambiar de color. Los podemos encontrar con RGB y con altavoz. Con la llegada de Alexa y Google Home, también podemos encontrar este sistema para encenderlos y apagarlos dándoles ordenes o, a través de la tableta o el movil. Toda una revolución que aún está por llegar.

   Lámparas:

   Es la menos usada. Suelen colgar bastante, y en los techos de las casas normales, normalmente suelen terminar molestando. 

   A veces, cuando el techo es muy alto, o la decoración muy clásica, se suele poner alguna lámpara en el salón, pero no es la opción que se suele tener.

   Colgantes:

   Esta opción, aunque, últimamente no es la más usada, sí que suele ser una alternativa al igual que el plafón. Ya existen los colgantes con LED incrustado, aunque los más vendidos son los que  tienen la opción de poner una bombilla LED. 

   He podido comprobar, en mi tienda, que muchos clientes, prefieren que el LED no vaya incrustado, y así tener la opción de poder cambiar la bombilla, si así lo necesitan. Así pueden jugar con el color y la cantidad de luz. Y teniendo en cuenta, que ya existen bombillas para Alexa y Google Home, ya hay muchos que le añaden esta tecnología para poder manejarla desde su tableta o su móvil.

   Ventiladores:

   Todos se acuerdan de ellos cuando llegar el verano, pero realmente, es una muy buena opción. Ya he escrito sobre esto, pero si no se quiere usar el aire acondicionado, el ventilador es la mejor opción para el verano. 

   Anteriormente, las luces de los ventiladores dejaban mucho que desear, pero, actualmente ya existen ventilador con luz LED, que iluminan igual que un plafón. 

   También han salido ventilador, que esconden sus alas cuando no los necesitas, así que, en invierno, se convierte en plafones de LED normales. También los hay con cambio de color y con altavoz. 

   Los ventiladores, en mi zona, por lo menos, es una muy buena opción, que elige mucha gente.

   Tiras de LED detrás de la tele:

   Otra opción que me están pidiendo mucho últimamente, son las tiras de led para detrás de la televisión. Yo la tengo en mi casa, y la verdad es que te dan una luz ambiental bastante interesante. Las puedes tener de un solo color o con RGB.

 

   Estas son las opciones que más se suelen usar, pero la imaginación está al alza. Todos podemos iluminar nuestro salón de múltiples maneras. Solo hay que atreverse.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta